martes, 15 de abril de 2014

Game of Thrones 4x02- El león y la rosa

Llegamos al capítulo que todos los seguidores estaban esperando desde el inicio de la serie. No desvelaré nada en la entradilla porque es de mal gusto pero si entras a comentar el capítulo y mis impresiones te advierto de que hay grandes spoilers en su interior. ¿Te atreves?

El león y la rosa ha tenido fundamentalmente dos propósitos. El primero de ellos terminar de presentarnos las tramas de esta temporada y el segundo dar satisfacción a todos aquellos que clamaban venganza. Así, dentro del primer apartado nos reencontramos con Bran y compañía en el norte así como con Stannis y mi amada Melisandre en Rocadragón. No mucho que comentar al respecto, ya que simplemente nos recuerdan dónde estaban las fichas.


Más interesante ha sido la introducción de Fuerteterror (O Dreadfort en inglés). El inicio del capítulo me ha encantado, con Ramsay encabezando una cacería por los bosques norteños. En la temporada anterior no pudimos apreciar mucho de Iwan Rheon, el actor que lo interpreta, pero tanto esta escena inicial como la posterior del afeitado lo ha clavado. Vemos cómo Ramsay está tratando a Theon Hediondo como un perro más de su jauría, cuya personalidad ha quedado completamente subyugada por el miedo al bastardo de Roose Boltn. Por cierto que el susodicho ha hecho acto de aparición para mostrarnos el enésimo conflicto paterno filial de la serie. Theon/Balon, Joffrey/Robert y Tywin con cualquiera de sus hijos, son numerosos los personajes que quieren conectar mejor con su padre sin poder conseguirlo. Sin embargo Ramsay Nieve parece que se está acercando a lo que todo un Bolton debería ser. Ahora el señor de Fuerteterror debe acabar con todos los Stark si quiere mantener el Norte, por lo que envía a Locke a por Bran, Rickon y Jon hacia el muro y a Ramsay a tomar Foso Cailin, que recordamos está en poder de los Greyjoy. Esta parte de los Bolton me ha gustado mucho y hubiera destacado más si no fuera por los hechos de la capital que ha colmado más de la mitad del capítulo y siempre he dicho que a la serie le sienta muy bien el centralizar tramas.


Porque señores, el rey ha muerto. Desde aquél lejano 1x02 en que Jofrey atacaba a Arya y a aquél desdichado hijo del carnicero provocando la muerte de Dama y el abandono de Nymeria, el mundo clamaba contra el joven cabrito. A muchos puede que les haya sabido a poco, he oído comentarios que clamaban que Arya o Sansa le cortara la cabeza, pero obviamente esto no iba a pasar. La primera está ya muy lejos mientras que la última es más boba e inútil que un palo. Sin embargo el envenenamiento nos deja un nuevo dilema ¿Quién ha matado al joven rey? O mejor ¿Quién está libre de sospecha? Más bien nadie, sólo hay que ver la escena de los enanos para darse cuenta de que nadie estaba cómodo con las ocurrencias del rey. La cara de Sansa ante el mini-Robb o la reacción de Loras ante el mini-Renly lo dicen todo, todo ello sin olvidar que el príncipe Oberyn ha jurado venganza. A mi me ha parecido una gran capítulo de despedida para Jack Gleeson, el actor que interpreta a Joffey, aunque reconoceré que la escena de la muerte me pareció algo forzada por su parte y algo fría por parte de otros personajes como Cersei o Tywinn, que miraban casi impasibles cómo el rubito escupía sangre y se esforzaba por respirar.

Ira, definición gráfica
Sin embargo, la boda nos ha dejado otras cosas muy interesantes. Ya nos habían avisado que la boda se había filmado como si de una película misma se tratase y la verdad es que es una descripción que le hace justicia. Todos los personajes de la capital se han reunido para asistir a la ceremonia, lo cuál garantiza el vuelo de cuchillos. Conversaciones como las de Jaime-Loras, Tywin-Olenna, Tyrion-Varys o Cersei con “cualquiera que comparta plano con ella” son impagables y una delicia para el espectador. Sólo me voy a permitir un ataque de libritis en una escena minúscula, pero que no me ha gustado nada y es ese cruce de miradas entre Loras y Oberyn. Qué pasa, ¿que como son los dos únicos personajes homo/bi se tienen que liar? Pues no señora, cualquiera que conozca la historia de Poniente sabe que la familia Martell y la familia Tyrell no pueden ni verse. Vamos, que como Oberyn no le arranque los ojos a Loras en medio del acto no me convencen esas miradas en las que también participaba Ellaria. (Aprovecho para decir que me encanta el look que le están dando a los Martell, entre mediterráneo y árabe).

Otros momentos destacables del capítulo han sido la presentación de Mace Tyrell, el padre de la novia, aunque hemos visto que la que corta el bacalao en la familia es su madre, que ha estado genial mandándolo a callar. También hilarante ha sido el momento en el que Oberyn saluda y Tyrion le responde: “No era a ti” le suelta la Víbora Roja. Estos pequeños momentos en los que Juego de Tronos se desvincula del drama es uno de los motivos de que esta serie sea de las mejores de la parrilla.

Más dramática ha sido la dura despedida de Tyrion y Shae, los actores han demostrado su buen hacer y podía haber sido la mejor escena del capítulo de no haber sido por la muerte más arriba mencionada.

Como personajes del capítulo destaco:

5. Joffrey (Un pequeño homenaje al actor)
4. Shae (Gran trabajo de la actriz, quién diría que empezó en el porno)
3. Olenna (Simplemente maravillosa)
2. Tyrion (No puedo decir más del actor que no haya dicho la crítica internacional)
1. Ramsay (Sé que es raro, pero quizá porque no me esperaba nada me ha sorprendido gratamente)


Nota: 9

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada